Artículos

Las muchas formas de decir “te amo”

amor
Escrito por Ana Sayan

La historia recorrió el mundo. Kate y David, una pareja australiana, esperaban gemelos prematu-ros. Todo iba bien hasta que les informaron que Jamie, el varoncito, no había logrado sobrevivir. De pronto su alegría se convirtió en un profundo dolor, pero Kate no se dio por vencida. Tomó al niño y lo puso desnudo contra su pecho, llamó a su esposo y le pidió que abriera su camisa y le diera su calor. Ambos le hablaron con ternura de su hermanita recién nacida y de todos los planes que tenían para él… hasta que el bebé abrió los ojos y cogió la mano de su padre. El amor le había devuelto la vida.

Los seres humanos no podemos vivir sin amor. Lo anhelamos, lo buscamos, lo necesitamos. El amor le da propósito a la vida. Sentirnos amadas es una de nuestras necesidades primarias junto con ser aceptadas y sentirnos parte de alguien más. Y esto es especialmente notorio cuando crecemos y nos enamoramos. En esos momentos nos ponemos eufóricas, sentimos que pode-mos conquistar el mundo entero y nada nos parece imposible. Basta con mirar a los ojos a la otra persona para que se recarguen nuestras energías. Pero el paso de los años suele encoger hasta los mayores entusiasmos. ¿Dónde se van? ¿Qué ocurre?

Pues simplemente que volvimos a nuestro “estado natural”. Volvemos a ser las de antes, con los mismos deseos, las mismas expectativas y los mismos defectos. Nos enfocamos en nosotras mismas y olvidamos la esencia del amor: Dar y entregarse.

Antes nos esforzábamos por demostrar nuestro amor, por descubrir aquello que la otra persona entendería como un gran “TE AMOOO”. Entonces éramos creativas, románticas, hasta que el tiempo nos hizo olvidar.

NO SOLO DE PALABRAS VIVE EL AMOR

Una pareja vino una vez a pedirme consejo. Ella lloraba y solo me dijo: “Anita, él no me ama, yo hago un montón de cosas y me esfuerzo, pero nada le arranca un «te amo»”. Por su parte él decía que sí la amaba, que siempre le llevaba flores y le compraba todo lo que ella necesitaba. ¿Dónde está el problema?.. Pues en que ella esperaba escuchar palabras bellas, palabras de amor, pero que él mostraba su amor de otra forma, en silencio, comprando regalos con los que esperaba que ella se sintiera feliz.

Suele pasar. Este es un ejemplo típico de formas diferentes de mostrar amor. Cuando ambos entendieron que el otro tenía su modo de expresar amor pudieron apreciarlo, y también se ani-maron a mostrarlo de la forma que su pareja lo esperaba.

¿Podría ser que te hayan estado mostrando amor sin que te des cuenta? Aquí te comparto siete formas en que él podría estar diciendo “Te amo”:

1. Con palabras de ánimo y gestos de confianza.
2. Comprándote regalos o algo que sabía que te hacía falta.
3. Pasando tiempo contigo, escuchándote y dejando que seas el centro de atención.
4. Buscando soluciones a los problemas que le has contado.
5. Prodigándote besos, caricias, abrazos y apachurradas.
6. Ayudándote con tus labores del trabajo o con tus quehaceres en la casa.
7. Presumiendo de ti delante de sus amigos.

Si lo está haciendo no lo desanimes. Muéstrale lo agradecida que estas por estas muestras de afecto y motívalo a seguirlo haciendo. Pero lo más importante: es hora de que tú también le muestres, más allá de las palabras, cuánto lo amas.

Estoy segura que, en su momento, ese amor multiforme se proyectará a los hijos para darles vida de verdad.

Acerca del autor

Ana Sayan

Coach de la International Coaching Community – Londres, especialista en Valores humanos y Desarrollo Personal de Character First Institute – DF. México, Implementingpartner, Alta Dirección y Negocios en la Universidad de Piura (PAD), Directora General de Crece Consultores Perú S.A.C.

Especialista de Secuencia por RPP Noticias Radio y Televisión, brindando temas enfocados al desarrollo personal y familiar. Coach de Radio Corazón. Columnista de la Revista del Club Regatas Lima y de la Revista Viú del diario El Comercio.

Dejar un comentario